Los masajes eróticos son un gran estimulante del deseo sexual y las Escorts en las Palmas son expertas en ello.

Las Escorts en las Palmas, te ofrecen una gran cantidad de servicios sexuales que sin duda te dejarán sin aliento. Uno de ellos es el masaje erótico, que no necesariamente puede ser aplicado solo de mujer a hombre, sino que, también, puede ser lésbico.

Si eres mujer y piensas contratar este servicio en nuestra Casa de relax, no puedes quedarte sin saber el paso a paso para realizar y que te realicen, este excitante masaje. Así que, presta mucha atención a lo que te vamos a indicar.

Pasos para hacer un masaje erótico lésbico excitante

Para empezar, es necesario que exista una preparación, pero, tranquila, no es nada del otro mundo, nada que no se pueda aprender rápidamente, de esta manera, el ambiente será muy apropiado y los sentidos se van a intensificar y aumentar, generando el placer más profundo.

escorts-en-las-palmas-masaje-erotico-lesbico-una-combinacion-explosiva-tecnica-lasrosasescorts.com

Será necesario, que puedan disfrutar del momento juntas, incluyendo además de las caricias, palabras excitantes y susurros para lograr estimularse mutuamente, de esta manera, te irás entregando poco a poco sin miedo, sobre todo si es primera vez que intimas con una mujer. Esta técnica, es mucho más que un juego preliminar, así que, ponte a practicar estos sencillos pasos para lograrlo:

  • El ambiente: lo más recomendable para que el masaje sea todo un éxito, es complementar la decoración de la habitación, coloca velas y pétalos de rosas en la cama. Usa aceites esenciales que bien podrían ser, de canela o de rosas, pues, estos dos tienen efectos afrodisíacos. La música relajante vendría muy bien en combinación con los demás elementos que mencionamos para que se logre la concentración total de las dos chicas para comenzar el momento de placer.
  • La postura: una de las más cómodas es que te tumbes boca abajo en la cama, por supuesto totalmente desnuda y utilizar un aceite esencial del que te comentamos en el punto anterior. Así, las manos de tu compañera se deslizarán mejor por tu piel, proporcionando una agradable sensación.
  • Técnica: ¿por dónde empezar? Por lo general, se debe iniciar en la espalda, para que luego, poco a poco se baje a las nalgas y las piernas. Al llegar  a las nalgas, se deben masajear en círculos con mucha firmeza, pero, sin caer en lo rústico. Allí se debe masajear al menos por unos 5 minutos, para luego pasar al siguiente paso.
  • Masajear con el cuerpo: para ello tendrás que posarte desnuda sobre el cuerpo de tu compañera sexual o, en este caso, la escort se posará sobre ti. En esta posición, comenzará a moverse para rozar su cuerpo contra el tuyo, pasando sus pechos suavemente sobre tu espalda, de manera que vayas sintiendo su forma y su calor, luego seguiría con su abdomen y luego el resto del cuerpo. En este punto, sería ideal sumar unos susurros calientes con gemidos para aumentar la excitación.
  • Darle la vuelta: será momento de ponerla boca arriba, para mantener un contacto más cercano entre las dos. De esa forma, podrán mirarse fijamente e incluso besarse  y mordisquearse.
  • Relajarse: es importante que ambas lo estén, si la masajista está relajada y tranquila, podrá transmitirle esa energía a su compañera.
  • Masajea sus genitales: al llegar este momento, ya tu chica estará a tope, aquí los niveles subirán de manera impresionante. Lo ideal es comenzar por la zona perineal, antes de que pases a lo mejor. Allí tendrás que quedarte durante un buen rato para que la diversión mayor pueda llegar después, así se va a incrementar más la pasión y tu pareja estará totalmente excitada. Mientras esto ocurre, ella podrá tocarte también, con el fin de que te genere sensaciones a ti y crezca el deseo sexual. Ahora si es momento de que acaricies su sexo, de manera suave usando tus dedos metiéndolos entre los dos labios vaginales y haciendo movimientos hacia arriba y hacia abajo.
  • Otros elementos: los que te vamos a mencionar, van a servir para enfocarlos solamente en la zona genital. Los consoladores dobles, son geniales para estos casos, pues, servirán para estimular y masturbar a tu chica y, a su vez, a ti misma. Pero, antes de poder introducirlo en sus genitales, lo mejor será que inicies un juego con ellos, pasando la punta de este juguete por la vulva de tu compañera, acariciándola lentamente. De esta manera, se crea una tensión que resulta verdaderamente excitante, al no saber, en qué momento vendrá la penetración. También podrías empezar esas caricias por su cuello, seguidamente por sus pechos, su abdomen, hasta que, finalmente llegas a su vagina, pero sin introducirlo. Juega mucho en esa parte, para que la vuelvas loca, hasta que te pida que lo metas.
  • El clímax: una vez que ya jugaste lo suficiente en esa zona, es momento de usar el consolador, así que usa un buen lubricante a base de agua y que comience la acción.

Como habrás visto, es sencillo hacer un buen masaje sexual lésbico, solo basta que sigas estos pasos y ¿por qué no? También podrías agregar algo de imaginación al momento. Ya lo sabes, si quieres vivir esta excitante experiencia, las Escorts en las Palmas estarán dispuestas a hacerlo realidad.

¿Te gustaría?

Abrir chat
Powered by
preloader