Puede que aún existan personas que no entiendan lo que es el fetichismo, pero las Escorts en Gran Canaria te lo harán entender a la perfección.

El fetichismo puede resultar todavía un tabú y, puede que hasta algunas personas no lo entiendan. Las Escorts en Gran Canaria son especialistas en este tipo de práctica sexual que te dejará sin aliento.

Para la psicología, el fetichismo lo que hace es despertar las emociones e imaginación, que recurren a distintas fantasías sexuales, pero específicamente a un objeto, alguna parte del cuerpo o de pronto, alguna situación que provoque una excitación elevada.

Un ejemplo de ello, es la fijación por los azotes, los látigos y las mordazas, que se basa en el placer a través del dolor, de inmovilizarse o de no poder ver lo que está pasando.

Los especialistas e incluso las personas comunes, aseguran que hablar d fetichismo es hablar de morbo extremo. Por lo general, quienes están del otro lado y tienen tabú acerca de este tema, hasta califican a quienes lo practican como enfermos.

Diversos estudios realizados por expertos, aseguran que el fetichismo no es una enfermedad y mucho menos significa que tiene algún tipo de problemas de salud física o psicológica.

Se debe entender a esta práctica como una admiración o preferencia hacia algo específico, como ya lo mencionamos antes, un objeto, parte del cuerpo o situación. Para poner un ejemplo de ello, existen hombres que sienten un deseo intenso por los zapatos de una mujer, específicamente los que son altos, enloquecen con ver a una mujer con tacones, o que, simplemente los lleven puestos mientras tienen sexo.

Otro ejemplo sería, los hombres que suelen ver mucho los senos de las mujeres, más que cualquier otra parte de su cuerpo o, que mueren de deseo por tener sexo en un sitio determinado.

escorts-en-gran-canaria-claves-para-entender-mejor-el-fetichismo-latigo-lasrosasescorts.com

El fetichismo con una escort de lujo

¿Piensas que una escort no puede cumplir tus deseos fetichistas? Pues, te equivocas, ellas están para complacerte y son unas verdaderas expertas en ello, el placer es lo suyo. Sea como sea, todos tenemos algo de fetichista, pero pocos nos atrevemos a mostrar nuestros verdaderos intereses o deseos más íntimos.

Una de las fijaciones más común entre las personas es por los pies, y no hay que sentirse mal por ello, ni por esta, ni por ninguna otra, pues, es totalmente normal. El hecho de jugar con nuestra imaginación o con las fantasías, es algo completamente saludable y actúa como un estímulo a la capacidad de tener sexo.

Se puede decir, que sería algo malo, cuando el fetichismo se convierte en obsesión, que, además, hace que no se pueda llevar una vida normal, esto podría producir un aislamiento social y amoroso de la persona.

Un fetichista, no toma en cuenta los genitales, simplemente, pasan a un segundo plano de importancia, ya obtienen el placer de otro modo, por ello, no se atreven a decirlo cuando se encuentran interactuando con alguna mujer. Por esta razón, muchos deciden recurrir a contratar los servicios sexuales de una escort.

En otro ámbito, los fetichistas, no sienten ningún tipo de placer ni estimulo mediante los juguetes eróticos, pues, aunque estos son considerados como objetos de fetiche, el fetichista busca placer en algo fuera de lo común y de lo rutinario.

Tipos de fetiche

Ya hemos mencionado que los más comunes incluyen la preferencia por partes del cuerpo, objetos o situaciones, pero, también, existen otros tipos, los cuales son:

  • Dorafilia: se trata de las personas que se excitan cuando tocan el cabello y la piel, tanto de seres humanos como de animales.
  • Misofilia: es un fetiche bastante extraño que se basa en alcanzar el orgasmo mientras se está oliendo o masticando una prenda de vestir sucia o a través de productos que son de higiene personal femenina.
  • Olfatofilia: se llega al clímax mediante los diversos olores de diferentes partes del cuerpo, tales como los genitales o las áreas que están más cercanas a ellos.
  • Estigmatofilia: es la excitación de la persona por una marca o cicatriz. Un ejemplo es el placer de ver a quienes tienen tatuajes o perforaciones.

Los expertos indican que, por lo general, estas fijaciones se dan en los hombres más que en las mujeres, siendo los primeros un 90%. Esto va estrechamente relacionado a que el hombre, no necesita de previos estímulos para el sexo, ya que lo consigue por otros medios, como, por ejemplo, los visuales.

En conclusión, esta práctica solo ayuda a poner a volar la imaginación y desatar una cadena de placer infinita, que solo con las Escorts en Gran Canaria puedes hacer realidad. No lo pienses más y ven a disfrutar al máximo del sexo con estas sensuales chicas.

¡Atrévete!

Abrir chat
Powered by
preloader